OSTERNATUR Terapias Naturales integrativas

Nos preocupamos de tu salud, de una manera personalizada y profesional


Deja un comentario

Cambiamos de dirección

Desde este momento, la nueva dirección en donde os atenderemos será en

CENTRO OSTERNATUR

Oscar R. Muñiz

Tere Rodriguez

MARQUES DE SAN ESTEBAN 1 /esquina a CALLE CORRIDA Planta 6, despacho 2 (Edificio ORIENTE)

Tfno:  666425061     607759863


Deja un comentario

CRANEOPUNTURA JAPONESA

NUEVA ACUPUNTURA CRANEAL

craneopuntra

Texto extraído de la página web del Dr. Yamamoto

¿Qué es YNSA?

Un microsistema en el cráneo, que utiliza puntos básicos (anatómicos) y puntos ypsilon (canal), provocando un efecto en el cuerpo a través de los sistemas bioeléctricos y bioquímicos, permitiendo al usuario, avanzar hacia el equilibrio y la armonía, y por tanto hacia la salud.
El sistema fue descubierto por el Dr. Toshikatsu Yamamoto, en Miharaki (Japón), en 1973, Es practicado en la actualidad en Japón, Europa, Norte América, Brasil y Australia
Mientras trataba pacientes en su hospital y clínica, Toshikatsu Yamamoto descubrió y desarrolló este nuevo sistema de acupuntura craneal, el cual dio a conocer en el Congreso Ryodoraku, en Osaka (Japón), en 1973. Más tarde, el Dr. Yamamoto desarrolló el sistema YNSA de valoración abdominal y cervical, acompañado de técnicas de microacupuntura de cráneo, pecho y pubis. Hizo esto mientras cuidaba de personas con dolores neurálgicos agudos y crónicos, en el Hospital Yamamoto de Nichinan, Japón
Para determinar la necesidad de los puntos ypsilon, el Dr. Yamamoto desarrolló un procedimiento de valoración palpatoria especializado en el cuello y en el abdomen, llamados valoración cervical y abdominal YNSA
Según asevera el Dr. Yamamoto,  YNSA es usado con gran eficacia. Resulta fácilmente aplicable en sujetos hospitalizados o no. Empezando con el historial del cliente, seguido de un examen  estándar en combinación con el protocolo de valoracióndel cuello y del abdomen para determinar qué puntos básicos o ypsilon necesitan. Podremos ser capaces de lograr de un modo muy efectivo y específico el equilibrio del qi, de la sangre y de la humedad, armonizando así el sistema bioeléctrico.

Para su aplicación se utilizan distintas herramientas  completamente indoloras. Igualmente se puede aplicar con color (Rudolph Siener)

lAS TÉCNICAS NATURALES QUE APLICAMOS, NO SUSTITUYEN NI EXCLUYEN LA ATENCIÓN O EL TRATAMIENTO MÉDICO O FARMACOLÓGICO CONVENCIONAL, PRESCRITO POR PROFESIONALES SANITARIOS

 

Oscar René  Muñiz

Naturópata / Kinesiologia holistica/ craneopuntura japonesa YNSA

C/Marques de San Esteban 1, esquina Corrida planta 6/despacho 2 Gijón   Asturias   666425061


Deja un comentario

CANDIDIASIS

  • El 75% de las mujeres sufre vulvovaginitis por infección micótica alguna vez en su vida
  • en el 90% de los casos se trata de Candida albicans (VVC)
  • el 45% de estos casos sufre al menos una recidiva
  • el 10% de las mujeres en edad adulta sufre varias veces vulvovaginitis por cándida durante el año (VVC recurrente)

Fuente: CDC Sexually Transmitted Disease – Treatment Guide Lines 2014

 

 

     La candidiasis es una infección causada por una levadura de la familia de las Cándidas. Existen unas 150 especies  de cándidas distintas. Por ejemplo, la Cándida Kruse, Cándida Glabrata, Cándida Tropicalis, Cándida Parapsilosis etc. Sin embargo, la más común en nuestro organismo es la Cándida Albicans.

     Las levaduras, conviven con nosotros y se encuentran en nuestra piel, en el sistema digestivo y en el sistema genitourinario. Su función, consiste en absorber cierta cantidad de metales pesados para que no entren en la sangre,  nos ayudan a degradar restos de carbohidratos mal digeridos, y junto con las bacterias mantienen nuestro equilibrio intestinal y el pH. La flora intestinal al igual que la vaginal, nos ayudan a tenerlas bajo control.

    Sin embargo, ciertos factores externos e internos, pueden ocasionar que ese equilibrio entre nuestra microbiótica “buena” y la “mala” como las cándidas, se desequilibre en favor de esta última. Estos factores, pueden ser.

  • El consumo de azúcares y carbohidratos refinados.
  • El consumo habitual de agua del grifo. El cloro puede destruir la flora intestinal y el flúor deprimir nuestro sistema inmune.
  • Uso de antibióticos, cortisonas y hormonas sexuales. Evitemos automedicarnos
  • Embarazo: Durante esta etapa los niveles de progesterona aumentan, induciendo a las glándulas endometriales a producir glucógeno, lo cual favorece el crecimiento de las Cándidas vaginales. Por otro lado, unos niveles altos de progesterona pueden provocar resistencia a la insulina, causando un exceso de glucosa en la sangre y favoreciendo el crecimiento de las cándidas.
  • Estrés continuo,
  • Disminución de nuestras enzimas digestivas, del ácido clorhídrico y falta de nutrientes

Los efectos que podrían estar detrás de una infección por el hongo cándida, podrían ser muchos y muy variados

Es necesario recalcar, que aunque estemos viendo una candidasis vaginal o en cualquier otro lugar, su origen suele ser intestinal:

FATIGA MALESTAR GENERAL DOLORES DE CABEZA DISTENSION ABDOMINAL
DIARREAS/ESTREÑ. INDIGESTIÓN ARDOR ESTOMACAL DESEO DE COMER DULCES
DEPRESIÓN MAREO RETENCION DE LIQUIDO INSOMINIO
INFECCIONES CRONICAS ALERGIAS PICOR ANAL AFONIA
CONGESTION NASAL PROBLEMAS UÑAS AHOGO MOLESTIAS OCULARES
HIPOTIROIDISMO DEPRESION ANSIEDAD ANEMIA INTESTINO IRRITABLE

    La propuesta desde la naturopatia, para evitar y controlar su proliferación, pasa por distintas fases:

  • En una primera fase, se hace necesario DEBILITARLA, por lo tanto evitaremos todos aquellos alimentos que la favorecen. Igualmente, es necesario el aporte de distintas sustancias de origen natural que ayuden a compensar aquellas carencias que podamos presentar. Por lo tanto, deberemos de valorar si se hace necesario la ingesta de Enzimas digestivas, de betaina  hidroclorada, de un buen complejo multinutriente, o de  plantas y aminoácidos con función drenadora.
  •  En una segunda fase y una vez que la cándida se encuentra debilitada, será necesario introducir antifúngicos de origen natural para combatirlas. Igualmente continuaremos con la dieta específica diseñada en la primera fase.                                Durante esta etapa, puede aparecer síntomas desagradables, como malestar general, dolores articulares, y empeoramientos de los síntomas propios de la infección por cándidas. Esto es normal, la cándida al ser destruida, produce sustancias que originan distintos síntomas
  • En esta tercera fase, ya habrán remitido parte de los síntomas que en un principio presentábamos. Es por tanto, el momento de introducir los nutrientes necesarios para reequilibrar la flora intestinal.
  • Ya en la última fase y una vez que la infección ha remitido, de que la flora intestina se encuentra equilibrada y nuestro organismo ya dispone de los nutrientes necesarios, podremos introducir nutraceuticos reparadores de la pared intestinal.

El par biomagnético , utilizado con profesionalidad y conocimiento, es otra herramienta muy válida y que unido a los consejos anteriormente mencionados nos ayudaran en el proceso de control de la candidiasis.

     Es importa, dirigir la atención hacia el control del ESTRÉS. Actualmente, el ritmo de vida que nos obligamos a seguir, la excesiva presión laboral, los conflictos laborales, el estilo de vida que llevamos, etc. Perjudican nuestra salud.

     En ocasiones y motivado a la resistencia del hongo, o  a su  estado de cronicidad, es necesario recurrir a remedios isopáticos. Remedios basados en las teorías del Dr. Ederlein y del pleomorfismo.

     Estos preparados, funcionan cambiando la evolución de los  microorganismos nocivos de nuestros fluidos corporales, por formas no agresivas, lo que se consigue, al  modular  su PH y la conductividad eléctrica. Gracias a la microscopia en campo oscuro, la observación de  una gota de sangre sin coagular, nos va a permitir discernir el estado de acidez/alcalinidad y en qué estado de evolución se encuentra el ENDOBIONTE.

    El uso de preparados “anticandidas” del tipo que sean, alopáticos o naturales. Y que podamos utilizar para las distintas manifestaciones del hongo (vaginal, bucal, dérmico, intestinal, etc.) si no van acompañados de un protocolo completo, en el que prestemos un especial antencion al sistema digestivo, a las carencias nutricionales, a los alimentos incompatibles, a la reequilibracion general, al estrés, al estado ácido/alcalino, etc. Eliminará momentáneamente la síntomatología, pero no resolverá el problema. Probablemente en un epacio de tiempo relativamente corto, aparecerán sintomas similares a los anteriormente descritos.

        Oscar R. Muñiz

  Naturópata en Asturias

666425061   oscar.muniz@telecable.es

Todas las recomendaciones aquí descritas, no pretenden suplir el diagnóstico o tratamiento médico que el cliente decida seguir. O su médico


Deja un comentario

LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACION

                        Sin título

Información extraída del Diario El Comercio de Gijón

 

Amelia Carro, en la consulta de Cardiología de Jove. / P. CITOULA

«El riesgo de sufrir un infarto no está en los genes sino en las neveras»

  • «Un 20% de los niños no hace ejercicio físico y eso es grave porque se convertirán en adultos con problemas coronarios»
  • Amelia Carro Cardióloga en el Hospital de Jove, miembro del Grupo Europeo de Cardiología Deportiva y premio Doctoralia

     Amelia Carro (Candás, 1981), cardióloga del Hospital de Jove especializada en cardiología y deporte, acaba de recibir por segunda vez el ‘Travel Grant Winner’ por su labor editorial en el grupo de Investigación del Hospital de St George’s, de Londres. Carro colabora con esta institución inglesa desde 2010, tras trabajar allí un año. También forma parte del grupo de médicos asturianos recientemente reconocidos con los premios Doctoralia Awards 2015, donde fue elegida como la segunda mejor cardióloga del país e integra el comité deportivo que organiza cada año la maratón de Londres.

Empecemos por la muerte súbita de la que cada vez se conocen más casos. ¿Es un trastorno en aumento?

La muerte súbita es un tema vinculado principalmente a quienes nacen con una cardiopatía congénita. Son personas que tienen el umbral de riesgo coronario algo más bajo que el resto de la población general. Sufren una suerte de desequilibrio entre lo que su corazón puede aguantar y el esfuerzo al que lo someten.

«Nos acordamos tarde de nuestro corazón. Es como el que llega a presidente sin saber inglés» «Hay personas ‘enganchadas’ a los entrenamientos y eso no es bueno»

¿Se puede tratar?

Sí. De hecho, es como una patología más, el problema es que muchas veces los afectados no le dan la importancia que realmente tiene.

¿Suele darse más en deportistas?

No, lo que ocurre es que son las personas que hacen deporte las que someten a su corazón a un esfuerzo mayor, de ahí que muchos casos de muerte súbita se den en este sector. También ocurre en situaciones de sobre entrenamiento, de las que vemos cada vez más casos.

¿Lo dice por las modas del running o el gym?

Lo digo porque estamos teniendo cada vez más casos de personas ‘enganchadas’ a los entrenamientos. Como profesional de la medicina estoy a favor del deporte y de evitar el sedentarismo, pero entrenar en demasía sino se trata de deportistas de élite no es bueno para el corazón.

¿Por ejemplo?

Hay personas a las que veo salir a correr a las siete de la mañana, que a lo mejor no han descansado bien y que luego de hacer esa especie de maratón afrontan una jornada laboral de muchas horas y mucha tensión. Esa combinación no es buena.

Pero el deporte, ¿no es bueno para la salud?

Es bueno si se hace de forma moderada y adaptada a cada persona. El problema es que muchas veces llegamos algo tarde a eso de cuidarnos. Nos acordamos de nuestro corazón cuando nos da un susto a los 40 ó 50 años. Es como el que llega a presidente del gobierno y se da cuenta de que no sabe inglés, no es momento de estudiar idiomas cuando ya se es presidente, eso había que hacerlo antes.

O sea, que llegamos tarde e infartados a consultas como la suya.

Algo así. La gente, en general, sigue sin saber comer de manera saludable y eso acaba afectando de forma negativa a nuestros corazones.

¿De qué abusamos?

De la sal, de las malas comidas, de las grasas… Esas son cosas que se aprenden muy bien de pequeños, por eso es importante introducir todas estos temas en los colegios. Porque el riesgo de sufrir un infarto no está en los genes sino en las neveras. Está relacionado en gran medida con el estilo de vida.

¿Y dónde queda lo de fumar, la tensión alta y el colesterol?

Forman parte de un todo. Son todos factores que actúan como agresores del corazón y entre los que agregaría tanto el estrés físico como psíquico, así como el sedentarismo y la obesidad. Pero yo no le puedo decir a una persona que se acaba de divorciar o que está en paro que deje de fumar o que empiece a llevar un régimen de comidas porque seguramente no me hará ni caso. Es un error encasillar a los pacientes porque cada persona tiene unas circunstancias diferentes.

¿Y qué hay que hacer?

Hablar con ese paciente para saber porqué ha llegado a esa situación. A lo mejor es por fumar y comer mal, pero posiblemente concurran otras causas. Los médicos tenemos que oír más e informar mejor. A mí me gusta explicarles hasta el informe de alta, que muchas veces ni llegan a entender o, siquiera, a leer.

Ah, ¿sí?

Si. Hicimos una encuesta y detectamos que hasta un 30% de los pacientes infartados se iban de alta sin haber leído el informe. Luego, de los que decían que lo habían leído, en seis de cada diez ocasiones no llegaban a entenderlo. Si un paciente se va del hospital sin entender lo que se le prescribe, mal va a poder cumplir con las recomendaciones.

Decía que es bueno hacer deporte, ¿cuánto y de qué tipo?

Si una persona no está acostumbrada a hacer ejercicio tiene que empezar poco a poco y siempre haciéndose un reconocimiento médico previo. Italia es el único país donde desde 1981 es obligatorio hacerse un chequeo para participar en una competición deportiva y es el único sitio donde la muerte súbita descendió.

O sea, que eso de empezar a correr de hoy para mañana, ¿malo?

Es mejor ir de a poco. Solemos aconsejar que se inicien con caminatas con cierta intensidad y con ropa y calzado adecuados. Recomendamos 5.000 pasos al día o bien 150 minutos a la semana o 30 a 45 minutos al día tres o cinco jornadas a la semana.

¿Cómo especialista del corazón, qué es lo que más le preocupa?

El aumento de infartos en gente muy joven, hablo de personas de 30 años, y también la elevada obesidad infantil. El 20% de los niños no hace ejercicio físico y esos serán adultos con problemas coronarios, seguro


Deja un comentario

OBESIDAD Y SALUD

LA RELACIÓN ENTRE LA OBESIDAD , LA RESISTENCIA A LA INSULINA Y OTRAS ENFERMEDADES CRÓNICAS.


El presente artículo, ha sido tomado de D. Joaquin Teheran y de la web del Dr. Joseph Mercola, respetada y reputada autoridad médica. Tiene mucha relación con los temas que hemos venido tratando últimamente en este Blog.

Por el Dr. Mercola

obesidad

Más de 2.1 mil millones de personas, o cerca del 30 por ciento de la población global, tienen sobrepeso u obesidad. Y la obesidad es responsable de cerca del cinco por ciento de todas las muertes cada año, en el mundo entero. En Estados Unidos, una de cada cinco muertes está relacionada con la obesidad.

No son sorprendentes los factores de la obesidad en cuanto al riesgo de muerte si consideramos todas las enfermedades crónicas y graves que se relacionan a ellos.
En Estados Unidos, ¡sólo ocho enfermedades relacionadas con la obesidad generan el 75 por ciento de los costos de salud! La diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedad cardiaca, enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD), demencia y cáncer están entre ellas, pero también hay muchas otras.

Cuando consideramos que dos de los distintivos de la obesidad son la resistencia a la insulina y a la leptina y la inflamación crónica, podemos comenzar a reconocer que el exceso de peso es terreno fértil para una gran variedad de otros males – muchos de los cuales pueden reducir su expectativa de vida.

Investigaciones previas han demostrado que el tejido graso secreta un factor inflamatorio llamado CXCL5, que está relacionado a la resistencia a la insulina y participa en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Cuando es resistente a la insulina, la capacidad de las células para responder a la insulina generada por el cuerpo está gravemente dañada. En el corazón de este problema encontramos una alimentación demasiada alta en azúcar (especialmente en fructuosa procesada).
Aunque se puede ser resistente a la insulina y estar delgado, la obesidad estresa mucho más a las células, por lo que es más probable que se genere. La resistencia a la insulina está en el núcleo de casi todas las enfermedades crónico degenerativas y, generalmente, es lo que debe tratarse primero para revocar cualquier enfermedad.
Las investigaciones muestran que el consumo de alimentos crónico estresa el retículo endoplasmático (ER) – la red membranosa que se encuentra dentro de la mitocondria de las células. Y cuando el ER recibe más nutrientes de los que puede procesar, envía una señal para disminuir la sensibilidad de los receptores de insulina en la superficie de la célula.
Por lo tanto, al comer continuamente más de lo que el cuerpo en realidad necesita se promueve la resistencia a la insulina, por el simple hecho de que las células se estresan debido al trabajo que les da el exceso de nutrientes. Esto también ayuda a explicar por qué el ayuno intermitente (así como otras formas de restricción de calorías) es tan efectivo para revertir la resistencia a la insulina e incrementar la longevidad.
Una vez que la resistencia a la insulina empeora, la concentración de glucosa en la sangre comienza a aumentar y la glucosa elevada contribuye al desarrollo de la diabetes.
De acuerdo con una meta entrevista reciente, la preponderancia de las investigaciones muestra claramente que una vez que se llega al 18 por ciento de las calorías diarias a través del azúcar añadida, hay un incremento doble en el daño metabólico que promueve la prediabetes y la diabetes.
Es importante tener en cuenta que la diabetes tipo 2 no se origina a causa de la falta de insulina, por lo que lo peor que puede hacer una persona con diabetes es suministrarse insulina. Ya se tiene la suficiente.

Las células simplemente han perdido su sensibilidad, debido a que se tiene demasiada o, en el caso del exceso de alimentación crónica, las células apagan los receptores de insulina “para descansar”, ya que están sobrecargadas. Como se afirma en un ensayo realizado en 2007, donde se habla de los mecanismos de la resistencia a la insulina relacionada a la obesidad:

 

“En la última década, se ha demostrado que un gran número de vías endócrinas, inflamatorias, neuronales e intrínsecas a las células están desequilibradas debido a la obesidad.
Aunque es posible que uno de estos factores juegue un papel dominante, muchos de ellos son interdependientes y es probable que su interacción dinámica forme la base de la patofisiología de la resistencia a la insulina”.

En esencia, la obesidad es un marcador para otras enfermedades crónicas, pero en realidad,es la resistencia a la insulina la que generalmente (aunque no siempre) acompaña a la obesidad y la que dirige todas estas otras patologías.
Por ejemplo, las investigaciones muestran que la resistencia a la insulina predice considerablemente el riesgo a las enfermedades cardiovasculares, en un periodo de cinco años.
Un estudio de seguimiento publicado en el 2001, en el que se utilizó al mismo equipo, descubrió que la resistencia a la insulina también predice una variedad de otras enfermedades relacionadas con la edad, como la hipertensión, enfermedades coronarias, derrame cerebral, cáncer y riesgo de mortalidad por todas las causas.
Curiosamente, a lo largo de un estudio de seis años de duración, NINGUNO de los participantes de mediana edad en el grupo con la menor resistencia a la insulina desarrolló alguna enfermedad ni murió, en comparación con el 36 por ciento de aquellas personas en el grupo de mayor resistencia a la insulina. De acuerdo con los autores:

“El hecho de que se desarrollara un evento clínico relacionado con la edad aproximadamente en una de cada tres personas en el tercil de resistencia más alta a la insulina, monitoreado durante un promedio de 6 años, mientras que no se observaron eventos clínicos en el tercil más sensible a la insulina, debe servir como un fuerte estímulo para los esfuerzos futuros de definir el papel de la resistencia a la insulina en el génesis de las enfermedades relacionadas con la edad”.

 

La Obesidad Pronto Excederá al Cigarro como la Principal Causa de Cáncer

 

Durante décadas, fumar fue una de las principales causas de cáncer, pero eso está por cambiar.
La obesidad probablemente reclamará el primer lugar como causa principal de 10 diferentes tipos de cáncer, de acuerdo con los especialistas, quienes hablaron sobre esta tendencia en la conferencia de este año en la American Society of Clinical Oncology (ASCO) en Chicago.

“Dijeron que los crecientes índices de la obesidad indican que el cáncer – alguna vez visto como una enfermedad de la tercera edad— se diagnostica cada vez más, dos décadas más temprano que en el pasado. Sus figuras sugieren que una de cada cinco muertes por cáncer en Gran Bretaña son causadas por el exceso de peso”, reporta The Telegraph.

Las relaciones entre la obesidad y el cáncer son bastante claras, y el exceso de peso puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de forma bastante significativa. Por ejemplo, las mujeres obesas incrementan su riesgo de desarrollar cáncer de útero un 600 por ciento.
También eleva el riesgo de padecer cáncer de seno, próstata, colon y todos los demás cánceres ginecológicos, debido principalmente al desequilibrio de las hormonas relacionado con la obesidad, el cual tiende a alimentar el crecimiento del tumor.
Los investigadores también han encontrado una correlación entre la obesidad y un mayor riesgo de la reaparición del cáncer. Se encontró que los sobrevivientes con sobrepeso del tratamiento de cáncer de próstata tuvieron un índice 3 por ciento mayor de una recaída en comparación con sus contrapartes más delgadas. La probabilidad de la propagación del cáncer también fue mayor, en un siete por ciento.

 

Los Expertos Dicen que Debe Recetarse el Ejercicio Como Parte del Tratamiento del Cáncer

 

Afortunadamente, los investigadores comienzan a reconocer el poder de los cambios de estilo de vida por encima de las recetas de medicamentos (aunque todavía hay muchas investigaciones que buscan soluciones farmacéuticas, como un compuesto que bloquee el canal del azúcar y nutrientes en las células inmunes). Como se afirma en el artículo mencionado:

“De forma separada, los expertos dijeron ayer que el ejercicio es una fuerza ‘poderosa’ contra el cáncer y que debe recetarse como parte del tratamiento. Los investigadores dijeron que las mujeres con cáncer de seno pueden reducir su mortalidad hasta un 50 por ciento con media hora de ejercicio moderado, cinco veces a la semana, en comparación con aquellas que se mantienen inactivas.
Los resultados se basaron en un estudio con ratones… Los estudios en hombres con cáncer de próstata también sugirieron que el ejercicio vigoroso está relacionado con una  reducción de entre el 40 y el 50 por ciento de mortalidad. ‘El ejercicio crea un ambiente hostil para las células cancerígenas’, dijeron los investigadores”.

 

Las Sustancias Químicas Interruptoras Endócrinas Se Añaden a la Epidemia de la Obesidad

 

El exceso de azúcar alimenticia y la falta de ejercicio no son los únicos factores que influencian el peso. Las investigaciones muestran que las toxinas ambientales y alimenticias también juegan un papel en cuanto a éste – y, quizá uno significativo. Como reportó recientemente Scientific American:

“Un nuevo estudio sugiere que la suposición largamente mantenida por la industria de que el bisfenol-A se descompone de forma segura en el cuerpo humano es incorrecta. En cambio, los investigadores dicen que, el cuerpo transforma el aditivo químico ubicuo en un compuesto que podría estimular la obesidad.
El estudio es el primero en encontrar que el cuerpo de las personas metaboliza el bisfenol-A (BPA) – una sustancia química que se encuentra en la mayoría de las personas y que es utilizada en el plástico a base de policarbonato, las latas de alimentos y los recibos de papel – en algo que impacta nuestras células y nos engorda”.

Cuando se está expuesto al BPA, le toma al hígado alrededor de seis horas para metabolizar aproximadamente la mitad de su concentración. Hasta el 90 por ciento de lo que el hígado metaboliza se excreta eventualmente, pero el hecho de que se metabolice y se excrete no significa que sea inofensivo. Al tratar células de ratón y de ser humano con el metabolito del BPA, llamado BPA-glucorónido, los investigadores mostraron que las células “aumentaron significativamente” su acumulación de lípidos, lo que indica que las células se convierten en células de grasa.
Esto significa que el metabolito de BPA no es inactivo, como se asumió previamente. Está bastante activo biológicamente, así que no podemos hacer afirmaciones generales (suposiciones, en realidad) y decir que ya que es un metabolito, es inactivo y por lo tanto no tiene efectos en la salud. Como afirma uno de los autores del estudio: “Con suerte este [estudio] detendrá nuestras suposiciones acerca de las sustancias químicas interruptoras endócrinas en general”.

 

Enfermedades Cardiacas – Otro Gran Exterminador Íntimamente Relacionado con la Obesidad

 

El exceso en el consumo de azúcar y la obesidad también están íntimamente relacionados con las enfermedades cardiacas y cardiovasculares. Una estudio reciente publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) concluyó que la “mayoría de los adultos consume más azúcar añadida de la que se recomienda para una alimentación saludable,”, y que hay “una relación significativa entre el consumo de azúcar añadida y una mayor mortalidad a causa de enfermedades cardiovasculares”.
El estudio de 15 años de duración, que utilizó información de 31,000 personas en Estados Unidos, encontró que aquellas personas que consumían el 25 por ciento o más de sus calorías diarias en forma de azúcar, fueron dos veces más propensos a morir debido a una enfermedad cardiaca, en comparación con aquellas personas que obtuvieron menos del 10 por ciento de sus calorías del azúcar.
En total, la probabilidad de fallecer debido a una enfermedad cardiaca aumentó de la mano con el porcentaje de azúcar añadida en la alimentación, sin importar la edad, sexo, nivel de actividad física ni índice de masa corporal. Un estudio del año 2014 llegó a una conclusión muy similar.
Aquí, aquellas personas que consumieron más azúcar – cerca del 25 por ciento de sus calorías diarias – fueron dos veces más propensas a fallecer debido a una enfermedad cardiaca, en comparación con aquellas personas que limitan su consumo de azúcar al siete por ciento de sus calorías totales.
Otra investigación reciente encontró que los jóvenes adultos que tomaron bebidas endulzadas con jarabe de maíz de alta fructuosa (HFCS) incrementaron sus factores de riesgo de padecer enfermedades cardiacas, en sólo dos semanas.
Las investigaciones presentadas durante las sesiones científicas de la Heart Association sobre epidemiología, prevención y nutrición, actividad física y metabolismo en el año 2013, sugirieron que las bebidas azucaradas son las culpables de alrededor de 183,000 muertes anuales en todo el mundo, entre las cuales se encontraron 133,000 muertes por diabetes, 44,000 por enfermedades cardiacas y 6,000 por cáncer.
Sólo en Estados Unidos, se atribuye un estimado de 25,000 muertes anuales al consumo de bebidas azucaradas, como la soda.
Parte del problema es que el jarabe de maíz de alta fructuosa que se encontró en la soda, y en otras bebidas azucaradas, causa una disfunción metabólica más grave, ya que se metaboliza más fácilmente en grasa que cualquier otro azúcar. Recientemente se resaltó el hecho de que la fructuosa refinada es  más dañina para la salud que otras azúcares en un meta-análisis publicado en Mayo Clinic Proceedings
De los diferentes azúcares que hay disponibles, la fructuosa refinada es probablemente el peor de todos, ya que se descompone de forma muy similar al alcohol, daña al hígado y ocasiona disfunción mitocondrial y metabólica de la misma forma que lo hacen el etanol y otras toxinas.

 

La Relación Entre la Fructuosa, el Ácido Úrico, Enfermedad Renal y Enfermedades Cardiacas

 

La enfermedad renal es otro problema relacionado al consumo excesivo de fructuosa, y a su vez, las enfermedades renales pueden elevar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. De manera interesante, de acuerdo con el Dr. Richard Johnson, el nivel de ácido úrico puede ayudar a identificar la susceptibilidad al daño debido a la fructuosa; actúa esencialmente como marcador de la toxicidad de la fructuosa.
De acuerdo con las investigaciones más recientes en esta área, el rango más seguro de ácido úrico está entre 3 y 5.5 miligramos por decilitro, aunque parece haber una relación constante entre los niveles de ácido úrico, presión arterial y riesgo cardiovascular, incluso en el rango de 3-4 mg/dl. Muchas personas obesas tienden a tener niveles significativamente altos de ácido úrico, algunos hasta de 10 mg/dl.
La forma de utilizar esta información es bastante simple. Si su ácido úrico es mayor de 4 mg/dl en los hombres y 3.5 mg/dl en las mujeres, necesita eliminar tanta fructuosa de su alimentación como sea posible, hasta que su nivel de ácido úrico se haya normalizado, para evitar los efectos tóxicos de la fructuosa, entre los cuales se encuentra la resistencia a la insulina. Dicho esto, el ácido úrico elevado también parece predecir la enfermedad crónica renal (CKD), como evidencian los estudios en los cuales se induce la enfermedad renal en ratones, al elevar sus niveles de ácido úrico. Y, según afirma un ensayo realizado en 2013

“La gota era considerada una causa de la CKD a mediados del siglo XIX y, antes de la disponibilidad de las terapias para disminuir el nivel de ácido úrico, era común el desarrollo de la fase final de la enfermedad renal en los pacientes con gota… Además, muchas personas con gota también tenían condiciones coexistentes, como hipertensión y enfermedades vasculares, lo que ocasionó que algunos expertos sugirieran que las lesiones renales de la gota eran efectos secundarios de ésta, en vez de deberse en sí al ácido úrico…
Se renovó el interés en el ácido úrico como causa de la CKD cuando se supo que se habían realizado suposiciones inválidas en los argumentos para eliminar al ácido úrico como factor de riesgo de la CKD. La mayor suposición fue que el mecanismo a través del cual el ácido úrico causaría enfermedades renales sería a través de la precipitación de cristales en el riñón, de forma similar a la causa de la gota.
Sin embargo, cuando los animales de laboratorio con CKD se volvieron hiperuricémicos, progresó rápidamente la enfermedad renal  a pesar de la ausencia de cristales en el riñón”.

Por último, pero no por esto menos importante, un análisis reciente de 24 estudios sugiere que la salud renal en realidad podría ser un indicador más poderoso del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, en comparación con la presión arterial y el colesterol.
En comparación con las personas con riñones saludables, aquellas con enfermedad renal fueron dos veces más propensas a desarrollar enfermedades cardiovasculares. Así que, en resumen, evitar el ácido úrico elevado (del cual, otro efecto doloroso es la gota), las enfermedades renales y cardiovasculares, nuevamente  equivale a controlar el consumo de azúcar refinada y de fructuosa procesada.

 

Coca-Cola y Pepsi Necesitan Admitir el Impacto de la Soda en los Índices de Diabetes

 

Quizá conozca las campañas de prevención de la obesidad de Coca-Cola y Pepsi, en las cuales aconsejan sobre cómo mantener un buen peso, mientras  continúa disfrutando de su selección de bebidas. Sus recomendaciones generalmente se enfocan en hacer más ejercicio y optar por bebidas con cero o pocas calorías endulzadas artificialmente, en vez de con jarabe de maíz de alta fructuosa (HFCS, por sus siglas en inglés) – sin importar la información científica que muestra que éstas promueven la obesidad y la disfunción metabólica a un grado igual o peor que el HFCS.
Muchos consumidores reaccionan de forma positiva a tales campañas. Sin embargo, nunca vemos que estas compañías traten con el problema de la diabetes – la cual es promovida principalmente por sus productos – y cundo los investigadores hicieron una prueba de la reacción de los consumidores a los mensajes antidiabetes, su actitud fue mucho menos favorable, lo que podría ser la razón por la cual Coca-Cola y Pepsi se rehúsan a afrontar el tema. Como reportó PR Newser hace un par de años:

“Cuando se cambió el anuncio para mandar un mensaje anti-diabetes… la actitud de los participantes hacia la marca se volvió 37 por ciento más negativa. Es un gran cambio en la reacción. ‘Las personas no quieren castigar a la marca por la obesidad, la que parece un problema de estilo de vida. Pero la diabetes se considera una enfermedad, y muchos consumidores ven que la marca contribuye a ella’, dijo Kurt Carlson, profesor de marketing de Georgetown, quien revisó el estudio”.

El hecho de que Coca-Cola y Pepsi ignoran a voluntad este problema, no lo hace menos relevante y, en realidad, si queremos ver cambios reales en la industria, tenemos que presionarlos acerca de este tema y forzarlos a aceptar su papel en la epidemia de la diabetes. Eventualmente, no me sorprendería que la industria de la soda termine enfrentando demandas colectivas similares a las que  fueron presentadas a la industria del tabaco, ya que actualmente se ha relacionado bastante a las sodas y otras bebidas endulzadas a la epidemia de diabetes.
Coca-Cola también admite enfocarse en los adolescentes (y anteriormente se ha enfocado en los niños a través de la publicidad escolar y la colocación de su producto). En un esfuerzo para acallar a los críticos, Coca-Cola ha hecho intentos de renovarse a sí misma con una imagen nueva y más saludable.  Ay, la nueva “Coca-Cola Life”, una soda baja en calorías, baja en azúcar, endulzada con stevia y servida en una lata verde es sólo otra soda bañada de verde, así como los cigarros con filtro. Con filtro o sin él, sigue siendo dañina y ciertamente no debe exponerse a los niños como una forma de hacer el día más “divertido” o “agradable”. No hay nada agradable acerca de la diabetes.

 

Una Buena Noticia: Se Pueden Prevenir la Obesidad, la Diabetes, las Enfermedades Cardiacas y el Cáncer

 

Cerca de una de cada cinco muertes en Estados Unidos está relacionada con la obesidad, y una de cada tres es atribuida a las enfermedades cardiovasculares, entre las cuales se encuentran los ataques cardiacos y los derrames cerebrales. De acuerdo con un reporte del año 2013 de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, de las 800,000 muertes debido a enfermedades cardiacas que ocurren en Estados Unidos cada año, un cuarto – cerca de 200,000- podrían prevenirse al hacer cambios simples en el estilo de vida.
Personalmente, creo que el índice de prevención debe ser mucho más alto – especialmente si se pone mucha atención en el consumo de azúcar y fructuosa y en la eliminación de la resistencia a la insulina.
De acuerdo con las estadísticas del estudio Sugar Consumption at a Crossroads del año 2013 de Credit Suisse Research Institute, hasta el 40 por ciento de los costos de salud de Estados Unidos son para las enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar. ¡Gastamos más de un billón de dólares cada año para combatir los efectos dañinos del azúcar!
Para proteger su salud, considere restringir su consumo de fructuosa a 25 gramos al día o menos. Si tiene sobrepeso o una enfermedad como cáncer, diabetes o alguna enfermedad cardiaca (o tiene un alto riesgo de padecerlas) entonces probablemente será mejor que reduzca su consumo de fructuosa a 15 gramos al día o menos (y esto incluye todas las fuentes – HFCS, azúcar, miel, agave, fruta, jugos de fruta, jarabe de maple, etc.).
Hacer esto le ayudará a normalizar sus niveles de insulina y leptina, y por lo tanto será menor el riesgo de padecer, no sólo diabetes y enfermedades cardiacas, sino también una larga lista de otros problemas crónicos de salud.
Al eliminar el azúcar añadida, la clave del éxito es reemplazar las calorías perdidas (energía) con grasas saludables de alta calidad, como aguacates, mantequilla hecha de leche orgánica sin pasteurizar  de animales de pastoreo, lácteos sin procesar, yemas de huevo orgánico y de gallinas de pastoreo, cocos y aceite de coco, aceites sin calentar de frutos secos orgánicos, frutos secos y semillas sin procesar y carne de animales maduros de pastoreo.
La mayoría de las personas le temen a la obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas y al cáncer. Pero la solución – la prevención más efectiva – está bajo su propio control. Cambie la cantidad de azúcar por grasas saludables en su alimentación (menos azúcar y carbohidratos no vegetales y más grasa) y verá que los factores de riesgo comienzan a desaparecer.

 

 


Deja un comentario

Teléfonos móviles

Un estudio norteamericano, dirigido por la doctora Nora Volkow del “Instituto Nacional de la salud” publicado en THE JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION ha manifestado, tras comprobarse con tomografías (PET) que en la zona del cerebro más cercana a la oreja en la que se apoya el teléfono móvil, cuando hablamos o recibimos una llamada, aumenta el consumo de glucosa y la intensidad de los campos magnéticos.

Tras inyectar en los voluntarios del experimento, fluorodesoxiglucosa, para medir el metabolismo cerebral de la glucosa y colocarles un móvil encendido en cada oreja, durante varios minutos a lo largo de un año, las tomografías, constataron que la actividad cerebral de la corteza orbifrontal y del lóbulo temporal, (zonas más cercanas a la antena) aumentaba considerablemente. Y que ese aumento, era proporcional a la cantidad de radiación recibida. Concluyendo, que las radiofrecuencias de los teléfonos celulares, alteran el cerebro humano.


2 comentarios

RESFRIADOS Y PROBIÓTICOS

   PARA LOS RESFRIADOS Y LA GRIPE ¡PROBIOTICOS¡¡

Según un equipo de investigación, del Departamento de Investigación y Desarrollo de Danisco en EEUU, dirigido por Gregory Leyer, publicado en Pediatrics, la ingesta diara en invierno de suplementos que contengan conjuntamente dos probióticos, El Lactobacillus acidophilus y el Bifidobacterium lactis, reduce en caso de resfriado o de gripe, la incidencia de fiebre en un 73%, de rinorrea o secreción nasal en un 59% y de tos en un 62%.
Otro trabajo de similares características fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Tongji en Sanghái, la Universidad de Sprim en Texas, en el que después de seguir a 326 niños de entre 3 y 5 años se vio que se reducía la fiebre en un 53%, la secreción nasal en un 28% y la tos en un 41%

Antes de tomar cualquier producto aunque sea “natural” consulte a un profesional de la salud cualificado
Esta información, no suple a ningún tratamiento médico